Uncategorized

Año nuevo, salud nueva

El comienzo de año siempre es igual: expectativas y planes renovados. Independientemente de sus creencias, todos los rituales conmemoran la entrada de una nueva etapa. En común, están la renovación de esperanza de días mejores y la realización de sueños. Esta época también sirve para cerrar el balance del año que pasó y preparar las metas, sea para el area profesional, personal o hasta para la salud, para los próximos 365 días.

Perder las libritas de más, parar de fumar, comenzar a practicar actividades físicas, alimentarse mejor, pasar más tiempo con la familia o controlar el estrés son promesas de todos los años –  y que muchas veces se quedan en papel. ¿La justificación? Falta de tiempo.
Es importante dar prioridad a lo que realmente se considera importante. Para llevar a cabo tantos deseos, vea algunos consejos para garantizar un año saludable.

1. Planifique
Nuestra vida se divide en varias áreas: salud, espiritualidad, familia, amigos, trabajo, estudios, ocio y viajes entre otras. El secreto es pensar en todo lo que es esencial y verificar cómo nos comportamos en cada una de esas áreas. El resultado es positivo cuando hubo cambios o sorpresas buenas. En caso de que no haya nada nuevo, quiere decir que no hubo evolución.

2. Establezca metas
Escriba todos los objetivos para el año. Vale montar un plan de acción – por ejemplo, en caso de que quiera dejar de fumar, será necesario procurar ayuda profesional, estipular una fecha, contar con el apoyo familiar. 

Siempre apunte en su agenda sus compromisos. Si tu resolución es una que exige mucha planificación, comience a apuntar cada paso para que se haga realidad. Por ejemplo, si llegó la hora de hacer un viaje, debes sacar el pasaporte, entender mejor el idioma del país y organizar cada etapa de viaje. Colocar en papel lo que se desea alcanzar ayuda a organizar el pensamiento, tener más claridad y ser más objetivo. Por lo tanto, la clave es organizarse para alcanzar sus objetivos. De esta forma el nivel de compromiso aumenta. Esta actitud permite que conduzcas tu propia vida, con base en lo que podemos controlar, por supuesto.

3. Sea realista al planificar
Existen pasos fundamentales para cumplir las tan soñadas metas – el deseo debe ser realista y la motivación deben ser altas, pues así se movilizarán esfuerzos para concretar los planes. Esto sucede cuando cada uno consigue visualizar en su vida aquellas cosas positivas de forma concreta. Es preciso dejar de lado el habito de ver siempre el lado negativo de las cosas.

4. Cuide su salud
Una de las áreas de la vida más olvidadas – aunque sea importante para mantener el restante funcionando – es la salud. Al fin, es con ella que concretizamos todos los otros objetivos. Para comenzar el año con buena salud, necesitamos tener cuidados diarios. Incorporar actitudes simples a la rutina garantiza la calidad de vida. Actividades físicas, buena alimentación, buenas horas de sueño y tiempo destinado a la diversión y a la familia traen equilibrio. 

5. Reserve un tiempo para sí
Al adoptar un nuevo estilo de vida, es obligatorio reservar un tiempo del día para ti. Pequeños habitos, como correr por media hora, de cuatro a cinco veces por semana, comer más vegetales, legumbres y frutas deben estar presentes en la nueva rutina para garantizar la calidad de vida. Si lo que quiere es dormir, leer un libro, ver un filme, ¡hágalo! En este tiempo para ti, no hay reglas. El único compromiso es con su bienestar. En las familias que son más unidas, hay un índice menor de problemas cardiovasculares. Muchas veces enfermamos a causa de hábitos inadecuados y por diagnósticos tardíos, ya que la visita al médico siempre está al final de la lista. La mejor opción es cuidar de si antes de que aparezca cualquier enfermedad.

6. Prevenga en vez de lamentar
No se deben dejar de lado las visitas al médico, al menos anualmente. Es él quien va a indicar el check up en la medida cierta para cada paciente. Esto se debe a que cada uno trae un historial familiar, edad y ritmo de vida, por lo tanto, los exámenes varían de persona a persona. Para constatar si el corazón está en forma, por ejemplo, los cardiólogos miden la presión arterial, la cintura, las dosis de colesterol y glucosa en la sangre. Esto es esencial para evaluar cómo se anda de salud. 

Firmado el compromiso consigo mismo, entre al 2014 con el pie derecho.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s