Editorial, Inquietudes

Inquietudes: Todos somos una trapo’e bola…

Somos una trapo’e bola, rodando por ahí de causa en causa. El boicot realizado al programa SuperXclusivo (WAPA) me hace pensar que algunos puertorriqueños verdaderamente quieren un cambio. Ya se hartaron de los abusos, del maltrato, de la violencia. La violencia (o la educación) comienza en casa. Comienza por el insulto, la mofa, el no respetar a los que son diferentes.

Los que defienden a La Comay dicen que era ‘la voz del pueblo’, que esto es censura. Perdona, yo también soy parte del pueblo y mi voz no suena a actor fracasado que se disfraza de mujer para criticar, para hacer leña del árbol caído. Vamos, que a mí La Comay no me representa.

Este país no conoce lo que es censura ¿Quieren un ejemplo de censura? En el 2007, el gobierno de Hugo Chávez mandó a cerrar Radio Caracas Televisión, cuyos informativos fueron acusados de tener una línea editorial “anti chavista”, bajo la premisa de que tenía “sanciones”. Eso es censura. Países como Cuba y China controlan quienes tienen acceso a internet controlan quienes tienen acceso a internet y qué contenidos accesan. Eso es censura.

Nosotros tenemos la fortuna de vivir en una democracia, libres, pero confundimos a menudo la libertad con el libertinaje. Algunas personas esperan que alguien más asuma sus responsabilidades y paren hijos para que le den ayuda. Algunas personas creen que es un derecho vivir lujosamente a costa de los contribuyentes. Ese es el tipo de personas que apoyaban a “La Comay”, personas que esperaban que el gobierno les regalara computadoras y tabletas y se decepcionan cuando le dan una “trapo’e bola”.

Roberto Clemente, José ‘Piculín’ Ortiz, José Juan Barea, Raúl Papaleo y muchos otros atletas le han dado gloria a Puerto Rico con una ‘trapo’e bola’ y eso es más que lo que muchas de estas personas con sus manicuras acrílicas y sus Newport 100 puedan aportar a nuestra sociedad. La violencia – o la buena educación – comienza en casa. ¿Que calidad se le está dando a nuestra juventud? ¿Que se les está enseñando? Es mejor enseñarles a que no se conformen con la trapo’e Tarjeta de la Familia, que se consigan un trapo’e trabajo o que de alguna manera contribuyan a esta trapo’e sociedad… sin el trapo.

Volviendo al tema de los boicots, es nuestro deber como ciudadanos dar calidad y exigir calidad a cambio. Lograr sacar del aire mediante esfuerzo colectivo a un programa que entretiene pero no edifica, que causa más problemas de los que resuelve, es uno de los mayores actos de democracia de nuestros tiempos. ¡Al fin nos estamos dando cuenta de nuestro poder como ciudadanos! Exhorto a que lo usemos para el bien, no para promover agendas políticas, sino para garantizar que Puerto Rico sera un país verdaderamente libre: libre de los yugos del prejuicio, de la homofobia, de la marginalización minoritaria.

Es nuestro deber hacer valer nuestros derechos, para que le dejemos a nuestros hijos un país y no un “trapo’e país”.

Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s